Fallecimiento del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej

Más de 100.000 personas procedentes de todo el país se congregaron el día 23 de octubre en la plaza del Palacio Imperial de Bangkok (Tailandia) para rendir un postrero homenaje a su rey entre cánticos y alabanzas.
Recordando las virtudes del finado monarca y expresando su más sentido pésame, la oficina de la JILAF en Tailandia hacer llegar las siguientes informaciones. Hace saber asimismo que ha dirigido un mensaje de condolencia al Departamento de Protección en el Trabajo y Bienestar del Ministerio de Trabajo de Tailandia.
1. Su majestad el rey Bhumibol Adulyadej (Phumiphon Adunyadet) falleció el día 13 de octubre, a las 15.52 horas, en el hospital de Siriraj, donde se encontraba ingresado. Tenía 88 años de edad y era el jefe de Estado vivo con una permanencia más larga en su cargo: 70 años y cuatro meses. Ascendió al trono en 1946 como noveno monarca, adoptando el nombre de Rama IX. La ceremonia de coronación se celebró en 1950. Su esposa, la reina Sirikit, con quien se casó en 1950, le dio un hijo (el príncipe Maha Vajiralongkorn) y tres hijas, las princesas Ubolratana Rajakanya, Maha Chakri Sirindhorn y Chulabhorn Walailak.
2. Bhumibol llevó a cabo más de 3.000 proyectos reales en todas las regiones del país, especialmente en las más pobres, y fue aclamado por su pueblo como Padre, en señal de cariño y veneración.
3. En 1963 el rey Bhumipol llegó a Japón en compañía de su esposa en visita de Estado. En 1991, el actual emperador de Japón, Akihito, visitó Tailandia en lo que fue su primera salida al extranjero desde que asumiera el trono. Ambas casas han sostenido intercambios a lo largo de muchos años y simbolizan la amistad y buenas relaciones entre ambos pueblos.
4. El día 15 de octubre se hizo público que el sucesor de Bhumipol sería el príncipe Maha Vajiralongkorn (64 años). Se espera que la ceremonia de coronación se realice una vez concluidas las exequias, que requerirán posiblemente en torno a un año. En cuanto a la sucesión en sí, hasta el momento solo se ha informado de que se realizará “a su debido tiempo”. Hasta ese momento y con carácter provisional ejercerá la regencia el presidente del Consejo Privado, ex primer ministro y ex comandante del Ejército de Tierra Prem Tinsulanonda (96 años).
5. El Gobierno de Tailandia ha anunciado que la bandera nacional ondeará a media asta en señal de duelo durante 30 días desde el 14 de octubre en las dependencias gubernamentales, empresas estatales, otras instalaciones relacionadas con el gobierno y centros de enseñanza. Además, todos los funcionarios públicos, empleados de empresas públicas y personal contratado por el Gobierno deberá vestir de luto durante un año, a contar también desde esa fecha. El pueblo de Tailandia podrá decidir libremente al respecto. Se ha hecho un llamamiento para abstenerse de organizar durante 30 días eventos de carácter recreativo. No obstante, el primer ministro ha manifestado que no sería deseable que el luctuoso hecho tuviera un efecto negativo sobre las inversiones ni sobre el turismo, y no se va a efectuar ninguna regulación especial de las actividades económicas. Por el momento no se aprecian efectos serios sobre dichas actividades, aunque será necesario observar la evolución de los hechos.
Las notas precedentes han sido redactadas a partir de extractos de informaciones aparecidas en el periódico japonés Nihon Keizai Shimbun (13 de octubre), el periódico tailandés en lengua japonesa Newsclip (13 de octubre), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón (13 de octubre), la cadena pública de televisión japonesa NHK (16 de octubre), el sitio de Internet Global News Asia (24 de octubre) y la agencia de noticias Reuters (31 de octubre).
El día 1 de noviembre la agencia de noticias Reuters informó de que se sigue adelante con los preparativas de la sucesión al trono del príncipe Maha Vajiralongkorn y que la asunción podría tener luga el día 1 de diciembre. Por otra parte, el día 2 de noviembre la Embajada de Japón en Tailandia emitió un aviso de que existe la posibilidad de que en Bangkok se produzcan nuevos actos terroristas. La JILAF, por su parte, continuará esforzándose para recoger todo tipo de información al respecto.