Seminario plurinacional coorganizado por la JILAF y la OIT

Entre los días 25 y 28 de noviembre se celebró en Bangkok, capital del reino de Tailandia, un seminario plurinacional coorganizado por la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) y la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la Organización Internacional del Trabajo (ILO-ACTRAV, por sus siglas en inglés), cuyo tema rector fue “Globalización e integración económica, el papel de los sindicatos: Hacia la estabilidad de empleo y la prevención de los conflictos laborales a través de la creación de unas relaciones laborales constructivas”. Participaron en las reuniones 26 líderes de organizaciones sindicales procedentes de nueve países del área Asia-Pacífico: India, Indonesia, Nepal, Malasia, Filipinas, Fiyi, Corea del Sur, Vietnam y Bangladés.

El saludo inaugural de parte de los organizadores corrió a cargo de Ms. Hilda Sanchez Martinez, senior specialist in workers’ activities at the ILO Headquarters.Tras sus palabras, el subsecretario general de la JILAF, Ryō Saitō, resumió los temas que se tratarían durante el seminario y sus principales objetivos y animó a todos los presentes a participar activamente en las reuniones. Fue él mismo quien se encargó de dictar la primera conferencia, bajo el título de “Desarrollo socioeconómico y función social del movimiento obrero”. En ella compartió con los participantes asuntos como 1) las transformaciones mundiales causadas por la globalización y la posición de Asia (los 10 países de la ASEAN, más India, Nepal, Bangladés y Pakistán, que es uno de los países centrales de este área económica con un gran potencial), 2) otras transformaciones en torno a los trabajadores, causadas igualmente por la globalización. Habló también de la situación económica que atraviesan los diversos países asiáticos y de sus perspectivas de futuro. Saitō explicó que para responder a unas relaciones laborales que se hacen cada vez más complejas conforme los países se desarrollan económicamente, podría ser de utilidad conocer la evolución de estas relaciones en Japón, su experiencia histórica (su forma de combinar armoniosamente la cooperación, expresada a través del diálogo empleador-empleado y el antagonismo, tal como se da en la negociación colectiva) , y expresó su apoyo a las actividades que los participantes realizan en sus respectivos lugares de trabajo a fin de conseguir unas relaciones laborales constructivas.

Seguidamente intervinieron Ariel Castro, especialista del Centro de Formación de Turín (OIT), Pong-Sul Anh, especialista regional en Actividades de los Trabajadores (OIT), Rosalinda Offreneo, profesora de la Universidad de las Filipinas o Biswajit Dhar, profesor de la Universidad Jawaharlal Nehru (India), quienes trataron en sus intervenciones temas como las acciones tomadas por la OIT sobre el articulado laboral de los acuerdos de libre comercio o la interpretación de dicho articulado en tales acuerdos, que permitieron a los asistentes obtener una visión de conjunto de los procesos de globalización e integración económica, así como de los acuerdos de liberalización económica y representaron también una oportunidad para reconsiderar la creciente importancia del movimiento obrero.

Por otra parte, se realizaron también durante el seminario discusiones por grupos regionales acerca del momento presente y los problemas que plantea la globalización, y de la misión de los sindicatos. Los participantes se dividieron en tres grupos regionales, en los que discutieron e hicieron exposiciones sobre las ventajas e inconvenientes de la globalización y sobre la función de los sindicatos. En algunas exposiciones se señaló que, si la globalización tiene como consecuencia una activación de la economía y mayores oportunidades de empleo, al mismo tiempo acarrea también 1) un mayor número de trabajadores en el sector informal o fuera de las plantillas, 2) reformas de las leyes laborales desfavorables para los trabajadores, 3) un impulso a la privatización, y 4) un aumento de la conflictividad laboral. En respuesta a ello, los representantes de la JILAF y de la OIT recalcaron la importancia de crear unas relaciones laborales constructivas a fin de solucionar los problemas que plantea la globalización, recordando que, de igual modo, también resulta de utilidad fomentar la unidad y el fortalecimiento de las organizaciones en el movimiento obrero, así como el diálogo social.

Durante la jornada de clausura, se presentó un plan de acción titulado “El papel de los sindicatos ante el avance del proceso de integración económica: hacia la creación de unas relaciones laborales constructivas”. Los participantes expresaron opiniones sobre la conveniencia de estrechar los lazos por encima de las fronteras nacionales o regionales, y de aspirar a la creación de unas relaciones laborales constructivas en toda Asia, a lo que la JILAF y la OIT respondieron con ocasionales comentarios, quedando cerrado así este seminario de cuatro días.

Agenda

FechaContenido
11/25MiéPrimera jornada del seminario
11/26JueSegunda jornada del seminario
11/27VieTercera jornada del seminario
11/28SábCuarta jornada del seminario

Los participantes

Conferencia a cargo de la JILAF.

Aspecto de la discusión por grupos.

Aspecto de la sala de reuniones.