Escuelas no oficiales en India para la erradicación del trabajo infantil Inauguración de la escuela de Guntur

La Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) viene colaborando desde 1999 con el Congreso Nacional Indio de Sindicatos (INTUC, por sus siglas en inglés) en un proyecto de creación de escuelas no oficiales. El proyecto aspira a erradicar de las zonas de implementación el trabajo infantil, estableciendo y gestionando escuelas no oficiales para ofrecer oportunidades educativas a los niños que, pese a estar en edad de asistir a la primaria, por razones económicas o de otro tipo no están escolarizados en la escuela pública y se dedican a algún tipo de trabajo.

La JILAF ha seguido el sistema de trasladar el proyecto a un nueva localidad cada cinco años, creando así escuelas en diversos lugares del país. Hasta el momento han sido creadas una escuela en Kovilpatti (estado de Tamil Nadu) y dos en Markapur (Andhra Pradesh). A ellas se ha sumado este año la cuarta escuela no oficial, bajo el nombre de Centro de Aprendizaje Guntur INTUC-JILAF, en el estado meridional de Andhra Pradesh. La ceremonia de inauguración se hizo coincidir con el Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio). Las citadas entidades se encargarán de la escuela durante los próximos cinco años.

En India la educación básica consiste en cinco cursos, que abarcan de los 7 a los 11 años de edad. La tasa de escolarización para estas edades es, en el conjunto del país, de más del 80%, pero todavía son muchos los niños que no pueden recibir la educación reglamentaria o que, tras su escolarización, dejan de acudir a las aulas por alguna razón. Con este proyecto, se les asegura a los niños dos años de educación en una escuela no oficial y se aspira a situarlos después en una escuela pública.

Los días 7 y 8 de agosto, la JILAF visitó la escuela de Guntur, inaugurada en junio, y supervisó la forma en que era gestionada y otros aspectos de su funcionamiento, todo lo cual queda resumido en las siguientes líneas.

La ciudad de Guntur, situada en el centro geográfico del estado de Andhra Pradesh, es, con sus cerca de 750.000 habitantes, la tercera urbe del estado. Su principal industria es la agricultura (algodón, tabaco, pimienta), que se dirige en buena parte a la exportación. Los niños no escolarizados suelen emplearse en la agricultura, pero también se los ve trabajar en el picado de piedra para fábricas de cemento.

La escuela, situada dentro del caserío de la ciudad, tiene actualmente 50 alumnos, todos ellos niños que no estaban escolarizados, algunos por tener que ir todos los días con sus padres al trabajo, otros por vivir difíciles situaciones familiares (divorcio, pérdida de los padres, etc) y no poder hacer frente al costo de la educación.
Se encargan de educar a los niños tres profesoras tituladas y experimentadas, una de las cuales hace también las veces de directora del centro. Completan la plantilla otras dos personas que se encargan de la cocina y la limpieza.

Se establecen tres cursos. El primero equivale al primer año de primaria, el segundo a segundo y tercero de primaria, y el tercero a cuarto y quinto de primaria. Las clases se imparten de lunes a sábado, seis horas diarias, de 9.15 a 16.00. Las asignaturas son cuatro: inglés, telugu (idioma oficial del estado de Andhra Pradesh), aritmética y ciencias. Debido al desfase escolar que sufren muchos niños que nunca han ido a la escuela, su asignación a un grupo es independiente de su edad, pudiendo un niño de 11 años ser asignado al grupo equivalente a primero de primaria.

Con ocasión del inicio de las clases, se realizaron también en el edificio obras de fontanería, con la instalación de un depósito de agua, tuberías y grifos, lo que permite disponer de agua para la cocina, los lavabos y los retretes. Se espera que los niños sean instruidos también en las cuestiones de higiene personal, por lo que la instalación del agua ha sido muy bien recibida. Durante la visita, se pudo comprobar que los niños se lavaban las manos puntualmente antes de comer y después de usar el retrete. Las tres aulas estaban dotadas de pizarra, lo que permite el desarrollo normal de las clases.

Los niños cursarán estudios en esta escuela durante dos años (en India el curso escolar comienza en junio y concluye en mayo), tras lo cual se integrarán en una escuela pública. En junio del año que viene ingresaran nuevos alumnos.

Agenda

FechaContenido
08/06JueVisita Día 1
08/07VieVisita Día 2

Los participantes

Letrero anuncia la nueva escuela no oficial.

Aspecto de la pizarra, durante una clase de lengua telugu, primer año.

Aspecto de la clase de lengua.

Alumnos de la clase de lengua.

Clase de inglés para los alumnos del segundo y tercer curso.

Antes del almuerzo, todos los alumnos se lavan las manos.

Una escena del almuerzo.

El tanque del agua, situado junto a una de las pizarras.

Gracias al tanque y a las tuberías y grifos, los niños tienen acceso al agua para lavarse las manos y otros usos.