Seminario de relaciones laborales y política laboral en Filipinas

La Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) y el Congreso Sindical de Filipinas (TUCP, por sus siglas en inglés) coorganizaron el seminario de relaciones laborales y política laboral “Papel de la Administración, los sindicatos y las patronales en la era de la economía globalizada - Generación de puestos de trabajo en el país y estabilidad laboral mediante la creación de unas relaciones laborales constructivas”, que se desarrolló en Manila entre los días 27 y 28 de mayo. Fue el primer gran seminario convocado durante el año fiscal 2015 y contó con la participación de cerca de 100 personas, entre ellas el presidente del TUCP, Ernesto F. Herrera, autoridades laborales como el director de la Oficina de Relaciones Laborales del Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno de Filipinas, Bejo Santos M. Benavidez, y 17 representantes de los sindicatos empresariales de compañías japonesas con presencia en el país.

Durante el seminario, dirigentes del TUCP y conferenciantes externos pronunciaron conferencias con títulos como “Respuestas a la inestabilidad de empleo producida por la globalización”, “Desarrollo socioeconómico y papel social del movimiento obrero”, “Los sistemas de inspectoría laboral y de cumplimiento de la legislación laboral”, “Expansión de la economía sumergida y protección de los trabajadores del sector informal fundamentada en las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo”, “propuestas de política sindical dirigidas al Gobierno y a las organizaciones patronales”, etc, que dieron oportunidad para reflexionar sobre las causas de los conflictos laborales y sus métodos de resolución.

Como principales causas de la conflictividad laboral, se señalaron: 1) prácticas laborales injustas (despidos improcedentes, negativa a la negociación colectiva, etc) en las Zonas Económicas Especiales y otras áreas; 2) actitud poco comprometida por parte del Gobierno a la hora de hacer respetar estrictamente la legislación laboral; 3) ampliación del ámbito de aplicación de la ley de contratos temporales; 4) abuso del régimen de internship (sistema de aprendizaje práctico en la empresa), y 5) oposición de los empleadores a la constitución de sindicatos, jornadas excesivamente largas, elevada tasa de abandono, entorno laboral y daños a la salud, entre otros muchos problemas existentes en los call centers, data centers, back offices y otras formas de externalización.

En respuesta a estos planteamientos, el subsecretario general de la JILAF, Ryō Saitō, expuso su visión de diversos asuntos: 1) Filipinas, que es visto como uno de los principales países del grupo NEXT11 (mercados emergentes) es el único país en vías de desarrollo que tiene un sector servicios fuerte y que está consiguiendo un elevado crecimiento económico; 2) a partir de 2012 muchas compañías extranjeras se están trasladando a Filipinas desde China y poco a poco se está ampliando la base de empresas en las que prevalece el factor trabajo, con lo que, ahora que va a echar a andar la Comunidad Económica de la ASEAN, Filipinas va a empezar a experimentar una concentración del sector secundario (manufacturas), aspecto en el que Tailandia e Indonesia le llevaban la delantera; 3) Filipinas tiene a su favor una población de más de 100 millones de habitantes, una fuerza de trabajo joven (promedio de edad: 23 años), con buen nivel de conocimiento de las tecnologías de la información y las comunicaciones y buen dominio del inglés, factores todos indispensables para el desarrollo socioeconómico, pese a lo cual deberá estudiarse cómo crear una plataforma de estabilidad laboral en el país; 4) se espera con urgencia que el TUPC mantenga y amplíe el favor de la sociedad y de sus afiliados hacia su movimiento y, al mismo tiempo contribuya a la estabilidad política y proponga al Gobierno y a las organizaciones empresariales políticas industriales tendentes a favorecer la creación de empleo estable en el país (propuestas como crear empresas que se responsabilicen de ofrecer puestos de trabajo permanentes, especialmente en el sector manufacturero, mediante la creación de unas relaciones laborales constructivas).

Posteriormente se debatió en grupos y se hicieron presentaciones sobre la creación de unas relaciones laborales constructivas y sobre propuestas de políticas industriales al Gobierno. Los participantes hicieron apreciaciones, como 1) la mayor consideración en que se tiene a los trabajadores en las empresas japonesas presentes en Filipinas, que se preocupan más por las condiciones de trabajo y el entorno laboral, en comparación con las de los países occidentales o surcoreanas; 2) la desconsideración hacia los sindicatos que prevalece entre las empresas nacionales, así como entre las asentadas en las Zonas Económicas Especiales, con independencia de su nacionalidad; además, apelaron a la necesidad de 3) abrir con perseverancia y constancia vías de diálogo entre empleadores y empleados en el propio lugar de trabajo; 4) conseguir que se respete el derecho de asociación y se erradiquen los despidos improcedentes y otras prácticas laborales injustas; 5) complementar y fortalecer las inspectorías de trabajo y los órganos para la resolución de los conflictos laborales; 6) garantizar el empleo y la formación de recursos humanos; 7) contener la proliferación de los contratos temporales y de los que se hacen mediante agencias de envío de personal (empleo temporal), y convertir esos puestos de trabajo en puesto fijos; 8) conseguir que las empresas de capital extranjero respeten estrictamente la legislación laboral; 9) fomentar la industria manufacturera nacional para conseguir un crecimiento económico continuo; 10) presionar al Gobierno para que proteja a los trabajadores del sector informal; 11) formar, dentro de las estructuras del TUCP, candidatos a ser elegidos miembros del órgano legislativo nacional y de los legislativos regionales, y conseguir que el TUCP tenga más voz y mayor influencia ampliando sus estructuras y el número de afiliados, y 12) dotar al TUCP de una estrategia mediática y llevar a cabo actividades de solidaridad para ganarse la simpatía social.

Tras ponerse en común y discutirse todos estos temas, Herrera, presidente del TUCP, y Saitō, subsecretario general de la JILAF, dieron una visión de conjunto de las dos jornadas que duró el seminario, con lo que este quedó clausurado.

Agenda

FechaContenido
05/27MiéPrimera jornada del Seminario de Relaciones Laborales,
con temas como las respuestas a la inestabilidad de empleo producida por la globalización,
el sistema de inspectoría laboral y el sistema de cumplimiento estricto de la legislación laboral,
o desarrollo socioeconómico y papel social del movimiento obrero.
05/28JueSegunda jornada del Seminario de Relaciones Laborales,
con temas como la expansión de la economía sumergida y la protección de los trabajadores del sector informal fundamentada en las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo,
las propuestas de política sindical dirigidas al Gobierno y a las organizaciones patronales, etc.
Discusión en común.

Los participantes

Saludo inaugural del presidente del TUCP, Ernesto F. Herrera.

Conferencia del director de la Oficina de Relaciones Laborales del Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno de Filipinas, Bejo Santos M. Benavidez.

Debate por grupos entre los participantes en el seminario (1).

Debate por grupos entre los participantes en el seminario (2).

Presentación a cargo de uno de los participantes.

Ceremonia de juramento de inclusión en las organizaciones sindicales de los trabajadores del sector informal.