Acto central de Rengō por la 86 edición del May Day

El día 29 de abril la confederación sindical Rengō celebró en el parque Yoyogi (Tokio) el acto central de la 86 edición del May Day (Día del Trabajo), que congregó a 40.000 miembros de la organización.

La ceremonia comenzó con un saludo pronunciado por el presidente de la confederación, Nobuyuki Koga. En su saludo, Koga se dirigió a todos los miembros de la confederación recordándoles que en el mes de mayo se debatirían en la Dieta (legislativo nacional) dos asuntos clave: la reforma de la Ley de Envío de Personal (agencias de empleo temporal) que tendrá como consecuencia una mayor precariedad del empleo ya que ampliará y facilitará la utilización de esta modalidad de contratación, y la de la Ley de Estándares Laborales, que ampliará el margen de no aplicación de la limitación a ocho horas de la jornada laboral. “Quiero hacer un llamamiento a todos los trabajadores para que se opongan a estas medidas”, dijo Koga durante su intervención.

Seguidamente, el secretario general del Partido Democrático de Japón, Yukio Edano, que sustituyó al presidente del partido, Katsuya Okada, actualmente en tratamiento médico, reafirmó su voluntad de plantear una oposición frontal a estos proyectos de reforma, para forzar por tercera vez consecutiva su rechazo.

A las palabras de Edano siguieron, en representación del Gobierno, las del ministro de Salud, Trabajo y Bienestar Yasuhisa Shiozaki. Durante la intervención del ministro se oyeron voces que pedían su dimisión, procedentes de la manifestación que se desarrollaba al otro lado del escenario.

En una reunión mantenida con organizaciones económicas el día 20 de abril, en referencia a la reforma de la Ley de Estándares Laborales orientada a ampliar el margen de no aplicación de la limitación de la jornada laboral a ocho horas, Shiozaki dijo que el Gobierno pretendía, por el momento, conseguir que la propuesta fuese aprobada por el legislativo creando en primer lugar un sistema de trabajo sin horas extraordinarias que se restringiría al máximo su radio de aplicación a los trabajadores, para ir posteriormente ampliando ese radio. Según trascendió a los medios, Shiozaki pidió a uno de los representantes empresariales presentes en la reunión que consiguieran que los trabajadores se resignasen a aceptar estas nuevas condiciones, lo cual ha provocado duras críticas.

Como representante de los trabajadores no incluidos en plantilla habló Megumi Saitō, del sindicato de trabajadores de la empresa de comunicaciones KDDI. Durante el Shuntō (en Japón, ofensiva sindical de primavera), esta organización sindical obtuvo para sus afiliados un aumento salarial de 4.800 yenes, superior al obtenido por los trabajadores de plantilla. Saitō hizo hincapié en la importancia de comprometerse personalmente en la lucha por hacer realidad una sociedad en la que sea posible trabajar en un clima de estabilidad y confianza, y llamó a la acción conjunta para conseguirlo.

Además, se anunció a los presentes que durante el May Day se realizaría, en coordinación la Fundación Internacional Laboral de Japón, una colecta de fondos para ayudar a los afectados por el terremoto ocurrido en Nepal el día 25 de abril. Finalmente, se adoptó una declaración por el May Day y la reunión quedó clausurada con un triple grito de ánimo en favor de la unidad.

Durante el acto las organizaciones que conforman la confederación Rengō, así como diversas ONGs y otras entidades sin ánimo de lucro dieron a conocer sus actividades, estando representada también la JILAF con un stand, al que se acercaron muchas personas para conocer sus actividades y colaborar en las iniciativas para ayudar a los afectados por el terremoto de Nepal.

Saludo en representación de la entidad organizadora, a cargo del presidente de Rengō, Yasuhisa Koga.

Stand de la JILAF.

Solicitando ayuda para los afectados por el terremoto de Nepal.