Seminario de relaciones laborales y política laboral en India

Coorganizado por el Congreso Nacional Indio de Sindicatos (INTUC, por sus siglas en inglés ), el Hind Mazdoor Sabha o Asamblea de Trabajadores de India (HMS) y la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF), se celebró los pasados días 15 y 16 de octubre en la ciudad de Chennai (estado de Tamil Nadu, India) el Seminario de Relaciones Laborales y Política Laboral, que contó con la participación de 30 líderes de las citadas organizaciones. JILAF viene organizando cada año seminarios similares en más de 10 países asiáticos, contando siempre con la colaboración de las respectivas centrales sindicales nacionales, pero esta era la primera vez que una reunión de este tipo tenía lugar en India.
En el seminario, la JILAF y ambas organizaciones sindicales indias expusieron e intercambiaron opiniones sobre la situación socioeconómica que viven India y Japón en una época de economía globalizada, y sobre la situación actual y problemas que afrontan ambos países en materias como el empleo y la vida laboral.
El encuentro arrancó con un discurso del invitado, el cónsul general de Japón en Chennai, Masanori Nakano, quien elogió la forma en que el INTUC y la JILAF, mediante su mutua colaboración, han contribuido a la protección de los trabajadores indios y a la dinamización de las actividades sindicales, y expresó sus deseos de que el seminario sirviese para promover una mayor implicación de ambas organizaciones en el futuro.
Durante la primera jornada del encuentro, las organizaciones presentaron ponencias sobre el tema “Empleo y trabajo: situación actual y respuesta a los retos”. El director ejecutivo de la JILAF, Hisashige Danno, se centró en la dinámica poblacional de Japón y en el número de empleados, especialmente en las mujeres y en sus formas de contratación, para explicar la influencia de todo ello sobre la economía y sobre el sistema de la seguridad social, en una exposición bajo el título de “Sinopsis del empleo y el movimiento laboral en Japón”. Por su parte, el representante del INTUC abordó en su intervención temas como el grado de satisfacción de las reivindicaciones o la resolución de los conflictos, compartiendo con los presentes una realidad en la que, a partir de la liberalización económica de 1991, debido en parte a las deficiencias de la legislación que protege a los trabajadores y a la falta de uniformidad entre las legislaciones de los estados que forman India, los patronos (empleadores) se niegan a negociar o a atender las reivindicaciones por muy grande que sea la organización sindical. Seguidamente, la HMS destacó en su exposición, al abordar los problemas entre empleadores y empleados, que es importante que las diversas organizaciones sindicales coordinen esfuerzos para hacer realidad las reivindicaciones que presentan a los gobiernos, multinacionales, y pequeñas y medianas empresas. En el turno de preguntas y en el intercambio de opiniones se puso de manifiesto la actual situación que se vive en India, donde, ante las deficiencias en la legislación, especialmente las organizaciones sindicales se ven obligadas a acudir a los tribunales para dirimir los conflictos y canalizar sus reivindicaciones. También se aludió a la necesidad de que las organizaciones sindicales superen las divisiones surgidas en razón de su filiación a uno u otro partido político y consigan formar un frente común.
A partir de la segunda jornada estuvo presente en el encuentro el presidente del INTUC, Sanjeeva Reddy, quien viajó expresamente desde Nueva Delhi. En su discurso, Reddy expresó su agradecimiento hacia la JILAF y hacia Rengo por la cooperación prestada hasta el momento al movimiento obrero indio, y calificó de lástima el hecho de que en estos momentos de crecimiento económico la legislación laboral siga estando desfasada y la protección ofrecida al trabajador sea tan escasa, así como que ante esta situación no se haya conseguido formar en India un frente obrero unificado, por lo que hizo un llamamiento a la participación en la lucha común.
Posteriormente cada organización participante presentó una ponencia sobre el tema “Función y retos de futuro del movimiento obrero” y por parte de la JILAF, Danno expuso, bajo el título de “Desarrollo socioeconómico y función social del movimiento obrero”, la creciente importancia de India en la economía global en un momento en que la ola de crecimiento económico que partió del Extremo Oriente y se extendió por China y el Sureste Asiático está llegando también a aquel país. Por la parte india y en referencia al curso de los acontecimientos después de 1991, año en que el gobierno de este país dio el gran giro en su política hacia la liberalización de la economía, se expresaron opiniones como que “con la serie de privatizaciones y con la introducción del capital extranjero, siendo muy débil la normativa de protección al obrero, se ha venido construyendo un sistema que favorece a los círculos financieros (al capital). En este contexto, el movimiento obrero, que antes se plasmaba en la creación de sindicatos o en la organización de huelgas reivindicativas, ha cambiado y ahora se expresa exigiendo nuevas leyes para asegurar una mejor protección del trabajador. India también deberá ir aprendiendo” (INTUC) o que “las relaciones laborales, en general, se han deteriorado. El movimiento necesita considerar la forma de organizar a los jóvenes y a las mujeres, sin olvidar tampoco a quienes trabajan en el sector informal (sumergido) de la economía” (HMS).
Danno, por la JILAF, clausuró este seminario de dos días con un discurso en el que afirmó que “el proceso de globalización es imparable. El futuro dependerá de si es capaz de producir un ciclo positivo, para lo cual será necesario promover una mayor competitividad mediante la introducción de tecnología, formar mano de obra cada vez más cualificada y elevar el nivel del conjunto de la economía, haciendo posible al mismo tiempo una mejor calidad de vida.

Agenda

FechaContenido
10/16JueSeminario (día 1)
10/17VieSeminario (día 2)

Los participantes

Sanjeeva Reddy, presidente del INTUC, durante su intervención

Masanori Nakano, cónsul general de Japón en Chennai, dirige un saludo como invitado

Discurso inaugural del director ejecutivo de la JILAF, Hisashige Danno