Seminario de relaciones laborales y política laboral ITUC-TC / JILAF en Tailandia (julio 2017)

Coorganizado por la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) y el Consejo de Tailandia de la Confederación Sindical Internacional (ITUC-TC, por sus siglas en inglés), tuvo lugar en Bangkok (Tailandia) los días 22 y 23 de julio el seminario de relaciones laborales y política laboral, que se realiza por encargo del Gobierno de Japón (Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar).
Además de dirigentes de las cuatro centrales sindicales nacionales incluidas en el ITUC-TC y de sindicatos de diversos sectores industriales (sindicatos de las empresas japonesas asentadas en el país), participaron en este seminario representantes del Ministerio de Trabajo, de la federación de empleadores de Tailandia y de otras entidades, hasta un total de 61 personas.

Se inició la reunión con saludos de los representantes de las entidades organizadoras. Por parte de la JILAF, el asesor Koyama : por el ITUC-TC, el subsecretario general de la Confederación para las Relaciones de los Trabajadores de Empresas Estatales (SERC, por sus siglas en inglés) Manop Kuerat; por el Ministerio de Trabajo, el director interino de Relaciones Laborales del Departamento de Protección en el Trabajo y Bienestar, por la Confederación de Empleadores de Tailandia (ECOT), su presidente, Ekasit Kunanantakul, y por la Embajada de Japón en Tailandia, su segundo secretario, Naoya Okamoto. Todos ellos expresaron sus expectativas en torno al seminario e incidieron en la importancia de crear unas relaciones laborales constructivas.
Seguidamente, el subsecretario general de la JILAF, Ryū Saitō, disertó sobre el movimiento obrero japonés, su función y sus retos, tras lo cual el citado Koyama trató el tema de los sistemas de seguro de desempleo, seguro de accidentes laborales, pensiones, seguro de salud y ayudas municipales a familias sin recursos, que componen la llamada “safety net” (red de seguridad), citando a continuación los retos a que se enfrentarán estos sistemas.

Después, el profesor Sakdina, de la Universidad de Thammasat, dictó la conferencia “Necesidad de fortalecer el movimiento obrero en el reino de Tailandia”, en el que clarificó los pasos que deberán darse hacia una unificación o concentración del movimiento, citando la importancia de pasar del modelo actualmente imperante de disgregación, que está basado en la lucha sindical, hacia otro modelo de concentración, basado en el diálogo.

Los asistentes elogiaron el modelo japonés de relaciones laborales constructivas y hablaron de las últimas novedades en las actividades del movimiento, haciendo también diversos comentarios. En respuesta a ello, Saitō insistió en la significación de unas relaciones laborales constructivas que explotan al máximo el diálogo empleador-empleado, promueven la resolución de los problemas mediante la cooperación, elevan la productividad y mejoran el reparto de beneficios. Dicho esto, Saitō afirmó que para cohesionar el movimiento obrero tailandés y mejorar el nivel de afiliación superando la gran división actual en 15 centrales nacionales, sectores industriales y sindicatos de empresa, eran imprescindibles acciones concretas por parte de todos los asistentes al seminario.

La segunda jornada fue abierta con un saludo del primer secretario de la Embajada de Japón en Tailandia, Isshin Takaai (antiguo funcionario del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar), tras el cual Teruhiko Sekiguchi, director de la oficina de la JILAF en Tailandia, dirigió una reunión informativa bajo el título de “Hacia unas relaciones laborales constructivas mediante la solidaridad en el movimiento obrero tailandés”.
Posteriormente, los participantes hicieron una discusión plenaria sobre temas previamente determinados y emitieron una declaración conjunta sobre el próximo seminario. En concreto, la declaración incluyó temas como 1) ampliar y reforzar la comunicación entre centrales nacionales y entre empleadores y empleados, basada sobre la mutua confianza, para hacer realidad las reivindicaciones de medidas y sistemas que favorezcan a todos los trabajadores; 2) fortalecimiento cuantitativo y cualitativo del movimiento obrero mediante la implantación organizativa y la formación de líderes sindicales, y 3) fomento de una relaciones de confianza entre empleador y empleado mediante la contribución a la mejora de la productividad. A estos planteamientos respondieron cuando así lo consideraron oportuno Koyama y Sekiguchi, quienes reclamaron una actuación firme y pragmática.

El seminario concluyó con unas palabras de Koyama, quien dijo que la reunión había servido para profundizar en el debate entre las partes sobre la creación de unas relaciones laborales constructivas y el desarrollo del movimiento obrero en Tailandia, así como sobre cómo podría llevar a cabo un desarrollo socioeconómico armonioso y un buen sistema de seguridad social. “Tengo esperanza en que todos ustedes continúen luchando y llevando a cabo actuaciones concretas”, añadió Koyama.

Agenda

FechaContenido
07/22SábPrimera jornada del seminario
07/23DomSegunda jornada del seminario

Los participantes

Saludo del asesor Koyama.

Conferencia a cargo de Ryū Saitō, subsecretario general de la JILAF.

Presentación por grupos.