Seminario de relaciones laborales y política laboral en Mongolia

Saludo de Hiroyuki Nagumo, presidente de la JILAF, durante la ceremonia inaugural del seminario.

 Durante los días 21 y 22 de junio, la JILAF coorganizó con la Confederación de Sindicatos de Mongolia (CMTU, por sus siglas en inglés) un seminario sobre relaciones laborales y política laboral. Acudieron a las jornadas, que tuvieron lugar en un hotel de la capital de dicho, Ulán Bator, 80 personas (45 de ellas, mujeres), entre representantes de la organización en cada provincia y líderes de las organizaciones sindicales integradas en la confederación.

 En la apertura del seminario dirigieron sus saludos Amgalanbaatar Khayankhyarvaa, presidente de la CMTU, y Hiroyuki Nagumo, presidente de la JILAF, tras lo cual el líder de grupo de esta fundación Naohiro Tsuji ofreció explicaciones sobre el papel del movimiento obrero japonés y los retos que afronta, así como sobre el sistema de la seguridad social de Japón, en su faceta de protección de los trabajadores.

 Posteriormente, representantes de la Administración, los sindicatos y los empresarios presentaron informes sobre la forma de promover el diálogo social a fin de crear unas relaciones laborales constructivas. 1) El presidente de la CMTU juzgó que si bien las causas del retraso en la consecución del diálogo social había que atribuirlas a factores políticos como los cambios de gobierno, tampoco los sindicatos se habían mostrado muy activos al respecto, por lo que en adelante se necesitaría aprender de los precedentes positivos e impulsar el diálogo más activamente. 2) Un funcionario del Departamento de Ajustes Laborales explicó la forma en que se realiza actualmente el diálogo entre empleador y empleado. 3) El vicepresidente de la organización empresarial MONEF dijo que se estaba dialogando con las grandes empresas privadas, pero que los cambios de gobierno y otras circunstancias habían cerrado las vías de diálogo con la Administración, y señaló que valoraba altamente la cohesión interna de la CMTU, un aspecto en el que la federación de empleadores no estaba a la altura.

 Seguidamente, un representante sindical expuso un precedente positivo de diálogo y otros presentaron otros ejemplos de actividad en las regiones, lo que permitió apreciar que, si bien a ritmo muy lento, en términos generales la creación de unas relaciones laborales constructivas sigue su avance. Por parte de la JILAF, se comentó que lo importante era que ambas partes se reconocieran como interlocutores sociales y para ello era importante que los sindicatos fueran estimulándose y curtiéndose mutuamente.

 Durante la segunda jornada, por parte de la Agencia de Inspección Especializada se presentó un informe sobre la situación actual de la cooperación entre la Administración y los sindicatos para la designación de inspectores no oficiales (que funcionan al mismo tiempo como representantes sindicales) y, aun reconociendo que se hacen avances, hizo hincapié en la necesidad de abordar esta tarea de una forma todavía más responsable.

 Por su parte, el encargado de Promoción del Diálogo Social de la gubernamental Agencia de Trabajo y Seguridad Social compartió con los presentes los resultados obtenidos por el Instituto de Trabajo y Seguridad Social en materia de promoción del diálogo tripartito y puso en común también los precedentes positivos que ha hecho posible el diálogo social en relaciones laborales y en negociaciones colectivas, produciéndose así un intercambio interactivo sobre propuestas sindicales de medidas políticas orientadas al desarrollo del diálogo social.

 En la ceremonia de clausura, el presidente Amgalanbaatar confesó que este seminario, celebrado previamente a las elecciones presidenciales, había presentado sus dificultades. Recalcó que lo importante era que los sindicatos y empleadores se reconocieran como interlocutores y señaló también que estaba bien alegrarse de los ejemplos exitosos y darlos a conocer a la sociedad. También dijo que el seminario había contado con la participación de representantes del mundo académico y que deseaba que sus aportaciones fueran de provecho para las actividades futuras de los sindicatos. Intervino posteriormente el presidente Nagumo, quien señaló que había sentido vivamente los 100 años de historia que tiene la confederación CMTU. “Los sindicatos se basan en el espíritu de la ayuda mutua”, recalcó, “y esto no debe quedarse en un ámbito interno, debe extenderse al conjunto de la ciudadanía. Me gustaría que en adelante se convirtiera en un sindicato que tiene la confianza de toda la gente”, concluyó Nagumo, quien clausuró el seminario con unas palabras de esperanza para los próximos 100 años y muestras de gratitud a todos los presentes.

Agenda

FechaContenido
06/21MiéPrimera jornada del seminario
06/22JueSegunda jornada del seminario

Los participantes

Una sesión de preguntas y respuestas muy animada.

Otro aspecto de la misma sesión.

Aspecto de la discusión por grupos.