Seminario de relaciones laborales y política laboral (IR) de ITUC-BC y JILAF en Bangladés

Minuto de silencio por las víctimas del atentado de Daca previo al inicio del seminario.

 Coorganizado por la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) y el Consejo de Bangladés de la Confederación Sindical Internacional (ITUC-BC, por sus siglas en inglés), se celebró en Daca (Bangladés) los días 23 y 24 de noviembre el Seminario de Relaciones Laborales y Política Laboral, que giró en torno a la construcción de unas relaciones laborales robustas y la estabilidad de empleo, y contó con la participación de 53 líderes sindicales (nueve de ellos mujeres y dos de ellos miembros de sindicatos implantados en empresas japonesas establecidas en el país). Además, un conferenciante de la fundación Zenrōsai Kyōkai compartió con los presentes la experiencia japonesa en la gestión y otros aspectos de los sistemas de ayuda mutua que implican a trabajadores y empresarios, cuya finalidad es mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Por otra parte, hay que decir que, en razón del atentado terrorista ocurrido en julio en un restaurante de Daca del que fueron víctimas varios japoneses, para la realización de esta visita, a través de las organizaciones locales, se solicitó a las autoridades de orden público que aplicasen las máximas medidas de seguridad.

 El seminario estuvo compuesto de varias sesiones, en las que se habló de 1) los sindicatos y las relaciones laborales en Japón; 2) el papel de los sindicatos en la elevación del nivel de vida de los trabajadores, y 3) la formación e inscripción en el registro de los sindicatos. Además, por medio de discusiones por grupos y presentaciones, se compartieron ideas sobre los temas hacia los que los sindicatos deberían dirigir sus esfuerzos.

 En la apertura, en respuesta al llamamiento de Mohammad Delwar Hossain Khan, secretario general de la ITUC-BC, todos los congregados guardaron en la sala un minuto de silencio por las víctimas del referido atentado. Tras ello, en representación de la Administración, los sindicatos y los empresarios del país, Mohammad Tofazzal Hossain, presidente de la ITUC-BC y presidente también de la Bangladesh Sangjukta Sramik Federation (BSSF), expresó su sincera gratitud a la JILAF y al Gobierno de Japón por su continuo apoyo y por su colaboración, y dijo en su saludo que agradecía muy especialmente a la JILAF el haber sido, entre las organizaciones sindicales internacionales, la primera en regresar al país tras el atentado de julio.

 Seguidamente, Ryō Saitō, subsecretario general de la JILAF, disertó en torno al modelo japonés de relaciones laborales constructivas y la forma de evitar conflictos laborales innecesarios. Los asistentes coincidieron en decir que, en un contexto en el que las relaciones laborales se hacen cada vez más complejas debido a la globalización, construir unas relaciones según el modelo japonés es beneficioso tanto para los sindicatos como para los empresarios. Además, se formularon preguntas y expresaron opiniones sobre: 1) una legislación que deja en segundo plano a los trabajadores, centrándose en los intereses de los empresarios, y los mecanismos de resolución de conflictos laborales; 2) la actitud de desprecio y resentimiento hacia los sindicatos por parte de los empresarios; 3) las violaciones de los derechos humanos de las mujeres y de los trabajadores inmigrantes; 4) el injusto reparto de beneficios a los trabajadores del sector textil (parte del beneficio empresarial se abona obligatoriamente al Gobierno), y 5) el concepto de trabajador de plantilla y no de plantilla (eventuales, a tiempo parcial, etc) en Japón. El vicesecretario general Saitō expuso los planteamientos al respecto de la JILAF, complementando su exposición anterior con otros aspectos de las relaciones constructivas de confianza entre sindicatos y empresarios sobre la base de los tres principios de la productividad, así como sobre la compatibilización de la negociación colectiva y del diálogo entre empleadores y empleados.

 Posteriormente, Satoru Ogasawara, director del Departamento de Estudios e Investigaciones de la fundación Zenrōsai Kyōkai, y Kunihiko Shimazaki, director del Departamento de Seguros Mutuos de dicha fundación, compartieron con los presentes diversos aspectos sobre la experiencia japonesa en el campo de la ayuda mutua (cooperativas de seguros). Explicó con especial detenimiento temas como el espíritu de la ayuda mutua, dentro de la cual el socio afiliado pasa a ser copropietario de la cooperativa, o los esfuerzos que se hacen entre empleados y empleadores, y apoyó una actitud ambiciosa por parte de los participantes hacia el fortalecimiento de las organizaciones de ayuda mutua en Bangladés. En el turno de preguntas, estas versaron sobre: 1) Relaciones entre la fundación Zenrōsai Kyōkai, la confederación sindical Rengō y el Gobierno de Japón; 2) desglose de los cooperativistas afiliados a la Zenrōsai; 3) diferencias entre mutualidades y seguros; 4) funciones y papeles respectivos de la Zenrōsai y de la Asociación Nacional de Bancos Laborales; 5) posibilidad de que los individuos y los extranjeros residentes en Japón se afilien a Zenrōsai; 6) aportaciones de los socios, cuotas mensuales y coberturas ofrecidas; 7) proporción de hombre y mujeres en la Zenrōsai y estado actual de la contratación de mujeres como directivos. Representantes de la Zenrōsai respondieron oportunamente a estas preguntas.

 Asimismo, conferenciantes locales disertaron sobre la situación del empleo, las relaciones laborales y los sindicatos en Bangladés, con lo que concluyó la primera jornada del seminario.

 En la segunda jornada, Khan, secretario general de la ITUC-BC, expuso sus planteamientos en la conferencia titulada “Situación actual del movimiento obrero en Bangladés y retos y soluciones en el camino hacia unas relaciones laborales robustas y constructivas”. Concluida esta, los participantes se dividieron en tres grupos (en los que se mezclaron las seis centrales sindicales nacionales), y debatieron e hicieron presentaciones sobre el tema “Hacia unas relaciones laborales constructivas y hacia la protección del trabajador”.

 Entre los puntos señalados por los grupos, pueden citarse: 1) la necesidad, a fin de mejorar unas relaciones laborales que se caracterizan por el enfrentamiento, de que los sindicatos promuevan la contribución a la elevación de la productividad y los empresarios la creación de unas relaciones laborales constructivas; 2) la introducción del diálogo entre empleador y empleado sobre la base de 1); 3) la creación de un mapa de ruta para lograr el objetivo de tener una única central sindical nacional; 4) la integración (absorción) en los sindicatos de más trabajadores (sobre todo, mujeres) y de quienes trabajan en el sector informal, y la actitud de ITUC-BC hacia el Gobierno (diálogo social, etc), y 5) unas leyes laborales reformadas que respeten los convenios centrales de la Organización Internacional del Trabajo (en especial, los convenios 87 y 98). Estos comentarios y propuestas fueron respondidos oportunamente por Mojibur Rahman Bhuiyan, miembro del Comité Ejecutivo del ITUC-BC y secretario general de la BMSF.

 Acerca del punto 4), el subsecretario general Saitō expresó su reconocimiento a los presentes por su entusiasta participación en las dos jornadas del seminario y recalcó que, “para crear en las empresas unas relaciones laborales constructivas, además, por supuesto, de una relación de mutua confianza con los empleadores es imprescindible una estrecha comunicación con los representantes sindicales en cada lugar de trabajo”. Añadió que, desde principios como la igualdad entre empleador y empleado o la autonomía, “es necesario conseguir una mayor cooperación entre las centrales sindicales nacionales y asegurarse una base financiera cimentada en los ingresos procedentes de las cuotas sindicales”, con lo que se dio por concluido este seminario de dos jornadas.

Agenda

FechaContenido
11/23MiéPrimera jornada del seminario
11/24JueSegunda jornada del seminario

Los participantes

Conferencia a cargo del subsecretario general de la JILAF, Ryō Saitō.

Conferencia a cargo de Satoru Ogasawara, director del Departamento de Estudios e Investigaciones de Zenrōsai Kyōkai.

Un aspecto del trabajo en grupos.