Seminario de relaciones laborales y política laboral de ITUC-TC y JILAF en Tailandia

Coorganizado por la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) y el Consejo de Tailandia de la Confederación Sindical Internacional (ITUC-TC, por sus siglas en inglés), tuvo lugar en Bangkok (Tailandia) los días 18 y 19 de julio el seminario de relaciones laborales y política laboral, que se realiza por encargo del Gobierno de Japón (Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar).

Además de dirigentes de las cuatro centrales sindicales nacionales incluidas en el ITUC-TC y de sindicatos de los principales sectores industriales (sindicatos de las empresas japonesas asentadas en el país), participaron en este seminario representantes del Ministerio de Trabajo, de la federación de empleadores de Tailandia y de otras entidades, hasta un total de 50 personas.

En representación de los organizadores, Shukuko Koyama, asesora de la JILAF, y Chinnachot Saengsang , representante de ITUC-TC y presidente de LCT, dieron la bienvenida a los participantes compartiendo con ellos los contenidos y objetivos del seminario que se iniciaba. Después, Anantachai Utaipatanacheep, subdirector general del Departamento de Protección al Trabajo y Bienestar del Ministerio de Trabajo de Tailandia, Sirivan Romchattong, secretaria general de la Confederación de Empleadores de Tailandia, Hironori Tsuboi, primer secretario de la Embajada de Japón en dicho país, y Arun Kumar, especialista senior de la Secretaría para la región Asia-Pacífico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pusieron de manifiesto en sus respectivos saludos la expectación despertada por el seminario y recalcaron la necesidad de establecer unas relaciones laborales constructivas. En particular, el representante del Gobierno del Reino de Tailandia, expresó su profundo agradecimiento por la cooperación continuada que vienen brindando la JILAF y el Gobierno de Japón y compartió con los presentes temas relacionados con la actual situación política y el momento de las relaciones laborales.

Seguidamente, Ryō Saitō, subsecretario general de la JILAF, dictó la conferencia “Desarrollo socioeconómico y función social del movimiento obrero”, en la que hizo planteamientos desde las siguientes perspectivas, entre otras: 1) transformaciones en Asia causadas por la globalización y papel de Tailandia como motor de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) y de la Comunidad Económica de la ASEAN; 2) función que deben desempeñar el movimiento obrero y sus líderes a fin de contribuir al desarrollo socioeconómico y a la mejora de las condiciones de vida de la población ; 3) esfuerzos que se realizan para congregar, concentrar e implantar las diversas centrales sindicales nacionales; 4) estabilidad de empleo a través de la creación de unas relaciones laborales constructivas y prevención de conflictos laborales innecesarios; 5) negociación colectiva y diálogo con los empleadores; 6) los tres principios de la productividad y el justo reparto de los beneficios empresariales, y 7) importancia de los principios de igualdad entre empleadores y empleados y de autonomía, así como de la formación de personal (inversión en las personas). Posteriormente, la asesora Koyama hizo una exposición general del empleo y el trabajo en Japón, así como de los sistemas de seguro de desempleo, seguro de accidentes laborales, pensiones, seguro de salud y ayudas municipales a familias sin recursos, que componen la llamada “safety net” (red de seguridad). La siguiente intervención fue la del profesor Sakdina, quien, en una conferencia titulada “Construcción de un movimiento obrero resistente: cooperación ante la globalización neoliberal-democrática y las crisis políticas” explicó los pasos que habría que dar hacia la concentración del movimiento obrero tailandés e hizo un llamamiento hacia un cambio de modelo, de un movimiento obrero disperso y basado en la lucho a otro concentrado y basado en el diálogo. Los participantes expresaron opiniones de aprobación sobre las relaciones laborales japonesas y sobre “la actitud de respecto a los sindicatos” existente en las empresas japonesas implantadas en Tailandia, tras lo cual se formularon gran cantidad de preguntas y opiniones sobre temas como 1) el proceso de formación de la confederación sindical Rengō, 2) los trabajadores del sector informal y el movimiento obrero (dificultades de implantación); 3) la actitud de menosprecio hacia los trabajadores por parte de los empleadores tailandeses (especialmente, de los mandos intermedios) y los conflictos laborales; 4) el movimiento obrero y la política: papel de los sindicatos en la transición hacia la democracia; 5) el reparto justo orientado a la corrección de las desigualdades; 6) el porcentaje de afiliación sindical, que sigue descendiendo paralelamente a la dispersión organizativa (porcentaje actual: 1,5 %); 7) la estrategia informativa (redes sociales, etc) del movimiento obrero y el llamamiento a la juventud, y 8) el salario mínimo diario (actualmente establecido en 300 bahts para todo el país).

Durante la segunda jornada del seminario, Teruhiko Sekiguchi, director de la oficina de la Fundación JILAF en Tailandia, dictó la conferencia “Creación de una relaciones laborales constructivas mediante la solidaridad dentro del movimiento obrero tailandés”, tras lo cual todos los presentes participaron en un debate sobre el tema y se hizo pública una declaración conjunta sobre el seminario. En concreto, la declaración versó sobre el establecimiento de un comité de trabajo (formado por dos personas de cada organización) para actuaciones como la redacción de un documento de reivindicaciones acerca de medidas políticas y sistemas o instituciones que cubran a todos los trabajadores. Saitō y Sekiguchi respondieron con ocasionales comentarios y pidieron que estos planes se lleven a cabo con orden y firmeza.

Finalmente, la asesora Koyama aseguró que “recoger, sintetizar y convertir en directrices las diversas ideas y peticiones de los trabajadores y representantes sindicales mediante una gestión organizativa cuidadosa es el mejor ejemplo de un verdadero proceso democrático”. “Ha sido un seminario muy fructífero”, añadió, “pues se ha dado un paso adelante con la adopción, hoy, de una declaración conjunta. Espero mucho de los esfuerzos de todos ustedes”. Con estas palabras de Koyama quedó clausurado el seminario de dos días de duración.

Agenda

FechaContenido
07/23SábPrimera jornada del seminario
07/24DomSegunda jornada del seminario

Los participantes

Saludo de Chinnachot Saengsang, presidente de ITUC-TC

Saludo de Anantachai Utaipatanacheep, subdirector general del departamento de Protección al Trabajo y Bienestar del Ministerio de Trabajo

Saludo de la secretaria general de la Confederación de Empleadores de Tailandia, Sirivan Romchattong

Saludo del primer secretario de la Embajada de Japón en Tailandia, Hironori Tsuboi.

Presentación a cargo del profesor Sakdina.

Un momento de la elaboración del plan general de acción.