Implementación en Tailandia del programa SGRA (enero 2016)

A fin de seguir adelante con el programa SGRA (Supporting Grass-Roots Activities through the International Employers’ and Workers’ Network), que ejecuta con subvención del Gobierno de Japón (Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar), la Fundación Internacional Laboral de Japón (JILAF) estuvo presente entre los días 21 y 25 de enero en Bangkok, capital tailandesa, donde celebró la tercera reunión del Comité Central de Promoción y el Taller Nacional.

En la tercera reunión del Comité Central de Promoción, que se celebró el día 22, se presentaron informes sobre el programa y las actividades que se han realizado durante el año fiscal en curso (2015) , tras lo cual los miembros del comité hicieron sus respectivas valoraciones. Seguidamente, el subsecretario general de la JILAF, Ryō Saitō, propuso las directrices que se seguirán en adelante.

Al día siguiente se realizó el Taller Nacional, que contó con la participación de cerca de 60 personas, entre representantes de la Administración (Gobierno) de Tailandia, sindicatos y empleadores locales implicados en el programa SGRA.

Abrió la ceremonia inaugural el subsecretario permanente del Ministerio de Trabajo, Sumet Mahosot, quien, tras agradecer a la JILAF y al Gobierno de Japón su colaboración, expuso su convencimiento de que la mejora de las condiciones de vida y la elevación de los niveles básicos de los trabajadores del sector informal, que representan el 60% del total de la población activa, es un urgente reto al que se enfrenta el Gobierno de Tailandia. Manifestó también su agradecimiento por el esfuerzo conjunto a medio y largo plazo que realizan, impulsando el programa SGRA, la Administración, los sindicatos, los empleadores y la Organización Internacional del Trabajo.

Después, en representación de la entidad organizadora, la asesora Shukuko Koyama, explicó en qué consistiría el taller y, tras manifestar su reconocimiento y gratitud por el denodado esfuerzo realizado hasta el momento por los participantes, deseó que, sobre la premisa de la continuidad de la subvención que recibe del Gobierno de Japón, el programa siga desarrollándose y que sus planteamientos, realizados desde una óptica cercana al puesto de trabajo, sigan promoviéndose en el futuro.

Además, el cónsul general de Japón en Chiang Mai, Shin’ya Aoki, expresó la profunda significación e importancia del programa SGRA, que realiza un acercamiento desde la base. Aoki destacó que el programa está contribuyendo también a estrechar los lazos entre Japón y Tailandia, y dijo que sería deseable que no se limitase a los cuatro países en que actualmente se ejecuta, extendiéndose a otros países asiáticos.

Asimismo, Anuchit Kaewton, como representante del Consejo de Tailandia de la Confederación Sindical Internacional (ITUC-TC, por sus siglas en inglés) y Siriwan Romchattong, como secretaria general de la Confederación de Empleadores de Tailandia (ECOT, ídem), pronunciaron sendos saludos.

Concluidos los saludos, el subsecretario Saitō y Teruhiko Sekiguchi, director de la Oficina de la JILAF en Tailandia, compartieron con los presentes los resultados obtenidos en el programa durante el año fiscal en curso y los problemas que se han planteado. Luego, los representantes de la Administración, los sindicatos y los empleadores de las cuatro zonas de implementación del programa (Bangkok, Chiang Mai, Khon Kaen y Surat Thani) dieron informes detallados de las actividades realizadas.

A estas exposiciones siguió, por parte de la JILAF, una propuesta de directrices para guiar el programa en adelante. Los participantes acogieron positivamente la propuesta y formularon opiniones y preguntas sobre 1) solicitud de ampliación de las zonas de implementación; 2) puesta en común de informaciones entre los comités de trabajo de las cuatro zonas de implementación, y venta, fuera de los distritos de producción, del arroz orgánico SGRA (Khon Kaen, Bangkok) y de la pasta de curry ( Surat Thani); 3) los criterios de elección de los líderes comunitarios, y 4) la forma de gestionar el programa respetando la cultura, y los usos y costumbres. La JILAF salió al paso de estas ideas respondiendo o confirmando extremos ocasionalmente.

En la siguiente fase, los participantes se agruparon por zonas de implementación y debatieron sobre los deberes y las funciones que deberían desempeñar la Administración, los sindicatos y los empleadores en cada una de las zonas durante el próximo ejercicio, así como sobre las metas que deberían fijarse para el programa. Tras los debates, se realizaron presentaciones (Chiang Mai: industria turística y discapacitados; Khon Kaen: agricultura, confección de visillos y otras artes decorativas, y discapacitados; Surat Thani: acuicultura; Bangkok: agricultura, etcétera), exposiciones que fueron complementadas por parte de la JILAF con ocasionales aclaraciones de Sekiguchi. Finalmente, la observadora del Ministerio de Trabajo Apinya Saitō hicieron sendas recapitulaciones del presente taller, con lo que la reunión quedó clausurada.

Cabe añadir que el Taller Nacional se celebró en el Centro Cultural de la Antigua Capital Chiang Mai, que es propiedad de la Delegación Norte de la ECOT, entidad que forma parte del Comité de Trabajo de la Zona Norte, y que durante el mismo, en los almuerzos, se repartió arroz orgánico producido por miembros de la red de la provincia de Khon Kaen (norte) que han hecho los cursos-puente para acceder a los cursos de capacitación organizados por el gobierno regional.

Agenda

FechaContenido
01/22VieTercera reunión del Comité Central de Promoción
01/23SábTaller del programa SGRA en Tailandia

Los participantes

Comité Central de Promoción.

Saludo inaugural de la asesora Shukuko Koyama.

Shin’ya Aoki, cónsul general de Japón en Chiang Mai, dirige su saludo.

Informe de actividades por parte de la JILAF.

Representante del Comité de Trabajo de la Zona Sur presenta su informe.

Presentación a cargo de una miembro del Comité de Trabajo de Khon Kaen.